Bufete Rojano y Asociados

Abogados

Bufete Rojano y Asociados

Abogados

Bufete Rojano y Asociados

Abogados

Bufete Rojano y Asociados Abogados es una firma de abogados especializados en Derecho Laboral para empresas y negocios con sedes en Ciudad de México y Toluca, Estado de México.

 

 

 

 

 

CONSECUENCIAS NEGATIVAS DEL TELETRABAJO.

 

 

En diversas ocasiones hemos sido testigos en diversos foros de opinión, artículos o inclusive en comentarios de redes sociales acerca de las benevolencias que ha traído recientemente el trabajo a distancia, teletrabajo o home office, y mayormente a raíz de la emergencia sanitaria por el riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2 y sus variantes, ya que generalmente se comenta que debe ser la forma de trabajar del siglo XXI, razón por la que, en el caso de México, se hicieron reformas a la Ley Federal del Trabajo en dicha materia, las cuales en su momento comentamos, ante el incremento de esta forma de trabajo en los últimos años, por lo que ahora, ante su expansión en los centros de trabajo donde, de acuerdo a la naturaleza de las actividades que se llevan a cabo en los mismos, puede implementarse esta modalidad de trabajo, podemos analizar si esta ha sido benéfica o si ha creado nuevos problemas en las relaciones de trabajo desde el punto de vista de la parte empleadora y trabajadora.

 

 

Nadie puede negar los beneficios que ha traído consigo esta forma de trabajo, ya que a raíz del cierre de centros de trabajo obligada por la cuarentena impuesta por la emergencia sanitaria, muchas empresas pudieron continuar sus labores, salvando a muchas de ellas de la quiebra, así como del desempleo a quienes prestan sus servicios en las mismas, además de que se generan beneficios como la eliminación de tiempos de traslado, la posibilidad de atención del hogar, convivencia familiar, disminución de costos operativos, ahorro de energía y recursos materiales en las empresas, entre otras, sin embargo, hay que tomar en consideración que no todo es positivo, sobre todo tomando en consideración que no todo patrón tiene el perfil de liderazgo requerido para dirigir un centro de trabajo, ni todo trabajador tiene el compromiso moral y ético que debería esperarse en toda empresa, además de que hay ciertos tipos de factores psicosociales que han influido de manera negativa en esta forma de trabajo.

 

 

En el año 2021, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitieron un informe conjunto, titulado Healthy and safe telework (Teletrabajo saludable y seguro), (Disponible únicamente en inglés en https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_dialogue/---lab_admin/documents/publication/wcms_836250.pdf) en el que se exponen como consecuencias negativas de dicha modalidad de trabajo, entre otras, que el impacto del trabajo prolongado en la computadora es causa de dolencias físicas, como daño musculoesquelético y fatiga visual, de igual manera, desde un punto de vista psicológico se ha documentado en algunos estudios un aumento de estrés laboral en quienes desempeñan teletrabajo, así como aislamiento social y una mayor incidencia de soledad, irritabilidad, preocupación y culpa entre los trabajadores, además de que se generaron más conflictos entre el trabajo y la familia, sobre todo en los casos en que el horario de teletrabajo sobrepasó la jornada ordinaria de trabajo anterior a la implementación de dicha forma de trabajo, por otra parte, hay otro tipo de factores como la falta de adaptabilidad del domicilio como estación de trabajo, que no siempre cumple con los requisitos para desempeñar trabajo, como lo puede ser la incomodidad térmica por calefacción y refrigeración inadecuadas, iluminación, seguridad eléctrica, higiene del hogar y calidad del aire, así como los muebles y equipos pueden no ser los idóneos para desempeñar un trabajo de oficina que requiere jornadas extensas de trabajo, lo que puede tener como consecuencia lesiones musculoesqueléticas, como dolor en el cuello o en la parte inferior de la espalda y dolor en los ojos, tensión muscular; también puede crear riesgos para la salud mental si contribuye al estrés.

 

 

Otros factores negativos pueden ser, aumento de peso, en caso de no realizar actividad física, incremento en el consumo de alcohol y tabaco, así como un gran problema que hemos padecido en nuestro país, es el aumento de la violencia doméstica.

 

 

En la más reciente reforma a la Ley Federal del Trabajo, como en su momento lo comentamos, se estableció la obligación de los empleadores de proporcionar equipos de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras y todo lo que se utilice para el teletrabajo, así como asumir los costos derivados del teletrabajo como pago de telecomunicaciones y parte proporcional de electricidad, sin embargo, hay otro tipo de situaciones que no se están contemplando, pues es importante contar con un área de trabajo específica y con adaptabilidad de iluminación, ventilación y ajustes para jornadas largas de trabajo, como mesas de trabajo, equipos de cómputo con ciertas características, etcétera.

 

 

En algunos centros de trabajo, como comentábamos antes, el factor humano también debe adaptarse al entorno del teletrabajo, pues no ayuda mucho el contar con un patrón que pretenda, bajo el argumento de que el trabajador está en casa, disponer de la totalidad del tiempo para realizar exigencias laborales, ya que esto se puede traducir en irritabilidad y estrés, que conllevan a la baja productividad laboral, además de que ya se estableció en la Ley el derecho a la desconexión digital, el mismo caso sucede cuando los trabajadores, al no sentirse vigilados, disminuyen su productividad, no atendiendo el trabajo bajo la falsa creencia de que al encontrarse en casa tienen más tiempo de descanso y ocio, lo cual resulta en baja de la productividad.

 

 

Por lo anterior, para evitar esta serie de problemas, es importante que tanto autoridades como empresas trabajen en tomar las medidas necesarias para evitar este tipo de riesgos, que pueden derivarse en problemas de baja productividad, problemas de salud y demandas laborales, en el caso de las autoridades, es importante que se hagan las adecuaciones a la Ley Federal del Trabajo para regular de una manera más amplia el teletrabajo, pero, mientras esto sucede, la solución está en las empresas, ya que, independientemente del contrato individual de trabajo en el que se pueden establecer derechos y obligaciones para las partes, se pueden establecer protocolos para llevar a cabo el trabajo a distancia o ampliar el reglamento interior de trabajo en el que se establezcan los lineamientos para llevar a cabo esta modalidad de trabajo, con obligaciones y sanciones en caso de incumplimiento, que a final de cuentas será benéfico para ambas partes.   

 

 

 

© Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa.

 

 

 

 

Si requiere ponerse en contacto con nosotros.

 

Ponemos a su disposición nuestras diferentes formas de contacto, ya sea que su empresa se encuentre en el área metropolitana de la Ciudad de México, o bien, en el área metropolitana de Toluca, lo atenderemos con la atención y experiencia con la que siempre nos hemos distinguido..